• PUBLICIDAD
    Anunciese en el diario de pilas
  • Situación

     

    Limita al norte con Huévar y Chucena, esta segunda en la provincia de Huelva, al sur con Villamanrique de la Condesa, al este con Aznalcázar, y al oeste con Hinojos (provincia de Huelva).

    OROGRAFÍA:

    El término municipal de Pilas se caracteriza por estar asentado en un terreno bastante llano con pendientes suaves, presentando las cotas más altas hacia el norte, en las zonas del Perú y de la Robaína. (137 y 113 m sobre el nivel del mar, respectivamente).

    El terreno está formado en su mayoría por arenas limosas-arcillosas amarillas, calcáreas, con areniscas carbonatadas de diferentes durezas. La cuenca aluvial del arroyo Alcarayón está formada por sedimentos recientes (gravas, arenas, limos y margas).

    El núcleo urbano se asienta sobre una ladera inclinada al este, entre las cotas de 50 y 80 metros. Hacia el sureste se forma una pequeña vaguada, que constituye un elemento de drenaje hacia el arroyo Alcarayón, desagüe natural hacia las marismas. Ocupa una estratégica posición geográfica, como cruce de los caminos de unión entre Aznalcázar e Hinojos y Carrión con Villamanrique, lo que motiva que se construyan en este lugar “abrevaderos” o “pilas” para el ganado.(www.Sevillaweb.info)

    Además del arroyo, existen otros cortes en el terreno, improductivos debido a la orografía pero con gran riqueza vegetal y faunística, destacando “la Damiana” y la “Robaína” por su paisaje y botánica.

    Hacia el sur entra en contacto con la marisma y suaves lomas, donde alcanzas sus cotas mínimas (35m sobre el nivel del mar).

    Son destacables los llamados “barreros”, canteras de arcilla, actualmente inutilizadas, pero muy importantes en épocas anteriores para la fabricación de ladrillos, tejas y cerámicas.

    El cultivo predominante es el del olivo, tipo Manzanilla (aceituna manzanilla fina sevillana) con variedades como gordales, rozapallas, verdiales y de zorzales. En menor medida también se cultivan cereales, árboles frutales y la vid. Pilas se convirtió en la década de los noventa en la Capital Mundial de la Aceituna de Mesa